La salud es el regalo más precioso que tenemos y por eso vale la pena cuidarla cada día, independientemente de cómo nos sentimos. Desgraciadamente, la mayoría de las personas empieza a preocuparse por su organismo solo cuando aparecen los primeros síntomas de una enfermedad. Sin embargo, en aquel momento muchas veces ya es demasiado tarde para recuperar la salud plenamente. Hoy queremos animaros a invertir en los servicios preventivos. Gracias a ello tendremos la oportunidad de reaccionar, con una debida antelación, antes de que aparezcan los primeros síntomas serios.

Tensiómetro siempre a mano

Medir la tensión arterial es una actividad usualmente asociada con las personas ancianas. No obstante, vale la pena saber que los problemas con la tensión pueden afectar a personas de cualquier edad. La gente que tiene mayor riesgo es aquella que fuma, bebe alcohol o se estresa mucho. La hipertensión no tratada puede tener repercusiones médicas graves, por ejemplo una falla cardiaca, lesiones en el cerebro, riñones u ojos y el desarrollo de la arteriosclerosis. Además, la hipertensión aumenta el riesgo de derrames cerebrales y ataques cardíacos. La compra de un tensiómetro para uso doméstico es un gasto de 25 -100 €.

Medición de azúcar – no es algo solo para diabéticos

Otro examen de rutina que podemos efectuar en nuestra casa es la medición del nivel de azúcar en la sangre. El control de azúcar es una actividad básica para la prevención de diabetes. Esta enfermedad detectada de forma temprana se puede curar, pero si nos descuidamos y la dejamos que se desarrolle en nuestro cuerpo, con mucha probabilidad tendremos que tratarnos por el resto de nuestra vida. Por este motivo, si eres una persona con riesgo familiar o sufres de obesidad, debes regularmente controlar el nivel de azúcar y en el caso de obtener resultados fuera de lo normal – contactarte con un médico especialista. El azúcar lo podemos medir en un laboratorio o invertir en un glucómetro para uso doméstico. Su precio varía entre 20 y 50 €.

Hemograma

El anàlisis de sangre es un examen aconsejado por los médicos con el fin de diagnosticar un paciente de manera más precisa. Vale la pena saber que el resultado de este examen puede decirnos mucho sobre el estado de nuestra salud y sobre todo, demostrar las inflamaciones e infecciones que se están desarrollando en nuestro cuerpo, pero todavía no producen ningún síntoma preocupante. Gracias a la detección rápida de las anomalías en la sangre, podemos empezar un tratamiento de manera inmediata y gracias a ello, evitar el desarrollo y la propagación de varias enfermedades peligrosas. Merece la pena hacer el hemograma al menos una vez cada seis meses. Su costo no es elevado y oscila entre 15 y 20 €.

Chequeo general

Al menos una vez al año vale la pena realizarse un chequeo general de salud. Un chequeo periódico, además del hemograma mencionado previamente, incluye un examen de hormonas tiroideas, una medición del nivel de colesterol, un análisis de orina, así como un electrocardiograma y una ecografía de abdomen. Estos tipos de exámenes los podemos realizar en los laboratorios de diagnósticos que ofrecen diferentes tipos de chequeos. El costo de un chequeo periódico general es aproximadamente de 100 €. 

Esta cuota, en comparación con los gastos que tendríamos que realizar si se nos detectara una enfermedad grave es relativamente baja. Si actualmente no estamos preparados para tal gasto, siempre podemos pensar en los préstamos online. Los préstamos online nos ayudarán a obtener los fondos incluso en el mismo día. Además, los préstamos online son seguros y fáciles de adquirir.

Recordemos que no se debe escatimar en lo que a salud concierne. Hay que cuidarla no solo cuando padecemos de dolencias, sino también cada día, considerando la prevención como una inversión a futuro. No juegues con tu salud!