Con la llegada del 2020 puede que tener unos mejores hábitos economicos esté entre tus propósitos de año nuevo. Si es así, estás de suerte, ya que aquí encontrarás siete consejos para conseguir una economía más saneada.

1.- Establece unos objetivos mensuales y anuales

Es importante que encuentres una motivación para elaborar un plan y ajustarte a él. Controlar el gasto no es algo complicado, pero requiere ciertos sacrificios. Si esos sacrificios se realizan por un fin último, tendrás más posibilidades de tener éxito en tus objetivos.

2.- Observa en qué gastas el dinero

El primer mes será perfecto para que lleves un control exhaustivo del destino al que va a parar tu dinero. Apúntalo todo en un listado y revísalo a final de mes. Añade cada tipo de gasto

en una partida y observa cuáles son las más importantes. Es muy posible que cuando hayas hecho este trabajo, te des cuenta de que mucho dinero va a parar a gastos que no son prioritarios para ti.

3.- Crea un presupuesto mensual

Ahora que ya tienes una noción de cómo distribuyes tu gasto todos los meses, puedes reorganizarlo según tus objetivos. Lo normal es que lo distribuyas en tres grandes partidas: los gastos fijos (alquiler / hipoteca, suministros, suscripciones, alimentación, etc.), gastos variables (cafés, belleza, ocio, compras…) y ahorro.

 

4.- Distribuye tus ingresos según tu estilo de vida.

Existen numerosas reglas teóricas que hablan sobre la distribución del gasto y el ahorro. Una de las más populares dice que hay que destinar un 30 % a los gastos de vivienda, un 20 % al ahorro y un 50 % al resto de gastos, aunque no tienes porqué ceñirte a esta. Elijas la distribución que elijas, es importante que funcione para ti y para tu estilo de vida y que no te olvides del ahorro.

Půjčka na cokoliv

5.- Construye un fondo de emergencia

Situaciones como un accidente doméstico, la pérdida de un trabajo o una emergencia pueden dejarte en una situación muy vulnerable si no tienes un pequeño colchón que amortigüe el impacto. Por este motivo, parte de tus ahorros mensuales deben ir destinados a construir un fondo de emergencia que te permita reaccionar ante estas circunstancias. Lo ideal es tener entre 6 meses y un año de gastos fijos ahorrados.

6.- Ponte metas a corto plazo

Al igual que al comienzo hablábamos de la motivación, ver que en el corto plazo puedes conseguir pequeños caprichos con tus ahorros te motivará para continuar trabajando con tus objetivos a corto plazo. Realizar un viaje en x tiempo o comprarte algún capricho te darán el empuje necesario para continuar con tus objetivos a largo plazo.

půjčka ihned na ruku

7.- Controla tu gasto

Da igual si eliges mirar tu cuenta todos los días o si prefieres sacar en efectivo todos los meses tu presupuesto. Es fundamental que sepas lo que has gastado y en qué para poder tomar decisiones financieras responsables. Una vez sientas que tienes tu economía bajo control, dejará de ser traumático entrar a tu cuenta corriente y no temerás sorpresas desagradables.

Ahora que ya conoces algunos hábitos economicos positivos, ¿a qué esperas para ponerlos en práctica?